domingo, 1 de octubre de 2017

Breve reflexión ante el espacio sociosanitario en Navarra II

Breve reflexión ante el espacio sociosanitario en Navarra II.
Ejemplo de sociosanitario en zona rural

En la entrada anterior se plantearon algunos retos, problemas y dificultades del espacio sociosanitario. Reflexionando al respecto siguen surgiendo numerosos interrogantes y cada uno de ellos, sin ser difíciles, requieren soluciones complejas (proceso secuenciado de cierta amplitud temporal), disponibilidad de recursos y su sostenibilidad. Recordemos que en servicios sociales existe el copago.

Son los sistemas de salud o servicios sociales quienes, generalmente, detectan a las personas susceptibles de atención. Bien desde su domicilio o entorno, servicios sociales, centros de salud u hospitales de referencia.

Una vez contactado el caso será preciso concretar sus necesidades, qué parte puede cubrir la persona o su entorno si lo hay, y qué falta por atender. En esto habrá que tener en cuenta las preferencias de la persona.

Desde dónde, con qué recursos y durante cuánto tiempo han de ser atendidas, quién y cómo se establece el continuo de cuidados que los garantice. ¿Acudiremos cada servicio en función de nuestra disponibilidad?, ¿tendremos en cuenta las franjas horarias donde podemos contribuir a su permanencia en el domicilio garantizando el máximo de tiempo de atención y apoyo? En el vídeo  al llegar a la 1:22:45 de la película hay un ejemplo que puede ilustrarlo.

Salud y Servicios Sociales asumimos la responsabilidad de diagnosticar y concretar las necesidades de la persona, valorando su previsible evolución. Aquí será necesario acordar qué instrumentos de valoración usaremos los diferentes profesionales, ¿serán comunes, serán compartidos?  Será preciso tener en cuenta diagnósticos, necesidades y tiempos de atención. ¿Cuál de los dos departamentos asumirá está responsabilidad, se creará una nueva entidad?
Se entiende que una parte de la atención sociosanitaria, la propia de la atención primaria social -servicios de atención a domicilio-, ¿debe prestarse desde las entidades locales que ya la venimos asumiendo?, ¿Aprovechamos sus servicios, los desarrollamos?, ¿Es necesario crear otros nuevos dependientes de la comunidad autónoma o de otras entidades supramunicipales (comarcas)?.
Lo que hay actualmente son entidades sociales de carácter supramunicipal (mancomunidades) con una demarcación geográfica a través de zonas básicas con extensiones relativamente grandes (media de 218 km2). Aunar servicios de atención mayores supone centralizar equipos por zonas que según las áreas de servicios sociales actuales (2014, documento interno Departamento de Derechos Sociales, elaborado por el Servicio de Planificación e Infraestructuras a a partir de datos del instituto de estadística de Navarra), son:
1.     Noroeste: casi 51.000 habitantes en una superficie de casi 1.500 km cuadrados.
2.     Noreste: poco más de  20.000 hab. repartidos en 2.556,8 km2.
3.     Pamplona y Comarca: 357.957 hab. en una superficie de 1.196,7 km2.
4.     Estella: prácticamente 71.000 hab. en 1.931,3 km2.
5.     Tafalla: 45.558 hab. en 1.424,2 km2.
6.     Tudela: más  95.000 hab. en casi 1.013 km2
Con esta dispersión parece más razonable, en lugar de constituir un nuevo servicio, utilizar los que hay, reforzarlos y ¿revisar su gestión, redefinirla, mantenerla, ampliarla?, en principio por zonas básicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No Es Importante Intervenir, Lo Nuestro es Tramitar y Otras Pérdidas de Sentido

La compañera Cristina @ crisramonca escribió en twiter el pasado  29 jun.: "¿Y si los y las trabajadores sociales saliéramos de nuest...